domingo, 14 de febrero de 2016

ROSQUILLAS DE ALCALÁ




Estas rosquillas de Alcalá son uno de los postres típicos que hacen las delicias tanto de los turistas que vienen a conocer esta preciosa ciudad como de los alcalaínos que disfrutamos de ellas a la menor ocasión. 

Son un poco entretenidas de hacer, pero el resultado merece la pena: un bocado crujiente y dulce que cuando lo pruebas estás perdido.
Al lío!


Ingredientes:

  • 2 láminas rectangulares de hojaldre (He usado el fresco de lidl que es buenísimo)
Para la crema de yemas:
  • 4 yemas de huevo
  • 240g de azúcar
  • 80g de agua
Para la glasa:
  • 200 g de azúcar glas (Si no tienes, puedes triturar azúcar normal en thermomix hasta que quede como talco)
  • 35 g de agua


Preparación:

Ponemos las 2 láminas de hojaldre una encima de la otra, cortamos a la mitad y volvemos a poner una mitad encima de la otra, de manera que ahora tenemos 4 láminas de hojaldre superpuestas. Pasamos un rodillo por encima sin estirar la masa, sólo para que se queden bien juntas.


Ahora con un cortador redondo (yo he usado el vasito medidor de thermomix) cortamos círculos y en el centro volvemos a cortar con otro círculo más pequeño (en éste caso he usado una molde de canutillos). Ponemos los círculos en una bandeja forrada con papel de horno y salpicamos con agua tanto el hojaldre como el papel. Horneamos a 200º hasta que estén altas y un poco doradas.



Mientras se hornean vamos preparando la crema de yemas. Ponemos el agua y el azúcar a hervir en un cazo 3 minutos aproximadamente. Dejamos enfriar un poco y vamos dejando caer en forma de hilo sobre las yemas mientras removemos continuamente con unas varillas. Cuando está la mezcla la volvemos a poner en el cazo y hervimos unos 5 minutos a fuego medio sin dejar de remover con las varillas. Cuando esté espesa dejamos enfriar un poco y bañamos las rosquillas hasta la mitad en la crema, dejándolas escurrir sobre una rejilla una media hora.



Pasado este tiempo preparamos la glasa mezclando el agua y el azúcar y volvemos a sumergir las rosquillas en esta mezcla y a escurrir en la rejilla.


Ahora viene lo más difícil de la receta, esperar a que se seque para comerlas!!!

3 comentarios:

  1. Que ricas, precisamente en Alcala las comimos el viernes y muy buenas, pero caseras mucho mas ricas seguro.Bssss

    ResponderEliminar
  2. Hola corazones! Estas rosquillas de Alcala se ven deliciosas me encantan, me quedo por vuestra cocina es ideal...
    Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Me recuerdan a las roscas de La Zarza, pueblo extremño, estan riquisimas. Que pinta más estupenda

    ResponderEliminar